Edición Europa

2024 número 4

Soy una cuestión de identidad

Audiovisual

Imagen de la serie "Patria" sobre el conflicto vasco.

Patria

EL DILEMA DE LOS SILENCIOS

Patria (2020), miniserie de HBO basada en la novela de Fernando Aramburu, presenta la historia de dos familias fragmentadas debido al conflicto separatista vasco. Vidas destruidas por decisiones personales asociadas a la tensión presente en Euskal Herria y en sus habitantes. Escribir sobre la obra supone enfrentarse al dilema de los silencios como manifestación de resiliencia e inmediatamente plantearse preguntas tales como: ¿Qué estás dispuesto a hacer para sobrevivir?

La idea de patria está muy asociada al concepto de nación y de allí surge el cuestionamiento, ¿hasta qué punto la nación en que vivimos, entendida como lo hace el politólogo argentino Guillermo O´Donnell, ese “arco englobante de solidaridades que postula la homogeneidad de un <<nosotros>> frente al <<ellos>> de otras naciones”, puede condicionar nuestras decisiones?

Las formas de adaptación que escoge cada personaje de la serie y lo que reflejan de una sociedad se evidencian mejor en los rictus y andares que en sus palabras. Creo que la obra trata sobre el silencio y, al respecto, identifico tres variantes de éste: el silencio femenino entre Bittori y Miren, a partir de cuya relación se sustenta la trama (son ellas quienes tejen el ritmo de la historia, unen y separan familias). El silencio masculino, cuyo papel parece determinado por los designios de sus esposas o de una patria en armas. Y el silencio de la sociedad frente a la violencia, representado en un pueblo cuyos habitantes muestran su apoyo a ETA, unos por convicción y otros para “vivir con tranquilidad”, mientras murmullan sus opiniones reales.

¿Cuántas sociedades adoptan el silencio como estrategia de resiliencia? ¿Es comprensible la actitud de algunos pueblos frente a grupos o entidades que cometen atrocidades en nombre de una supuesta revolución?

La serie refleja al menos dos dilemas universales. Uno de carácter grupal o colectivo: utilizar o no la violencia como mecanismo de lucha política. Y otro de carácter individual: manifestarse o no frente a la violencia. Guardar silencio, bajar la cabeza, o hablar y enfrentarse a castigos como el exilio o incluso la muerte. Es decir, ser resilientes abierta o tácitamente.

Patria plantea todo tipo de dudas que nos obligan a revisar nuestra postura en la sociedad. ¿Debe un empresario abandonar su propia tierra por las amenazas de un colectivo terrorista? ¿Es cuestionable cualquier decisión frente a la barbarie? ¿Un escritor o un artista, por ejemplo, está obligado a poner sus capacidades al servicio de su pueblo y escribir discursos de alabanza sobre una organización, para ser más patriota?

La historia nos proporciona muchos ejemplos en los que el “bien nacional” o la “causa” han estado por encima de la voluntad y la ética individual. Y donde se han establecido categorías morales según las ideologías, ya sean religiosas o políticas.

«¿Por qué actúo así?», se cuestiona un joven atribulado que decidió callar ante la muerte del gran amigo de su padre; y su pareja responde con aplastante franqueza: “Por cobardía”, en uno de los diálogos más significativos de la serie.

Entonces, ¿es más patriota quien mata, quien huye, quien permanece o quien calla?

Juan Carlos Rosillo / Becario Doctorado en Estudios Americanos, Universidad de Santiago de Chile. Sociólogo y Magíster en Comunicación Social, Universidad Central de Venezuela. Profesor  en la Escuela de Comunicación Social, Universidad Central de Venezuela y del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile.

Deja un comentario

> Identidad

> Resiliencia

> Migración y Desarraigo

> Intolerancia y Exclusión

> Juventud y Reparación

> Tiempos de Rituales